El nombre de Dios

Discusiones acerca de Religion
Avatar de Usuario
Pelayo
Salvaje Universal
Salvaje Universal
Mensajes: 14327
Registrado: Noviembre 3rd, 2007, 12:33 am

El nombre de Dios

Mensajepor Pelayo » Mayo 8th, 2011, 10:19 am

YAHVÉH (YHWH)

La opinión de que el nombre Yahvéh fue adoptado por los judíos a partir de los cananitas, ha sido defendida por von Bohlen (Genesis, 1835, p. civ), Von der Alm (Theol.Briefe, I, 1862, pp. 524-27), Colenso (The Pentateuch, V, 1865, pp 269-84), Goldziher (Der Mythus bei den Hebräern, 1867, p.327), pero ha sido rechazada por Kuenen ("De Godsdienst van Israel", I, Haarlem, 1869, pp. 379-401) y Baudissin (Studien, I, pp. 213-18). Por los antecedentes es improbable que Yahvéh, el irreconciliable enemigo de los cananitas, fuera originalmente un dios cananeo.
Ha sido dicho por Vatke (Die Religion des Alten Test., 1835, p.672) y J.G. Müller (Die Semiten in ihrem Verhältniss zu Chamiten und Japhetiten, 1872, p.163) que el nombre Yahvéh es de origen indoeuropeo. Pero la transición de la raíz sánscrita, div -el latín Jupiter-Jovis (Diovis), el griego Zeus-Dios, el indoeuropeo Dyaus en la forma hebrea Yahvéh nunca ha sido satisfactoriamente explicada. El alegato de Hitzig (Volesungen über bibl. Theol., p.38) que los indoeuropeos proveyeron al menos la idea contenida en el nombre Yahvéh, aun si no originaron el nombre mismo, carece en absoluto de valor.
La teoría de que Yahvéh es de origen egipcio puede tener alguna probabilidad a priori, puesto que Moisés fue educado en Egipto. Sin embargo, las pruebas no son convincentes:
· Röth (Die Aegypt. und die Zoroastr. Gaubenslehre, 1846, p.175) deriva el nombre hebreo del antiguo dios-luna Ih o Ioh. Pero no hay conexión entre el Yahvéh hebreo y la luna (cf. Pierret, "Vocabul. Hiérogl.", 1875, p.44). · Plutarco (De Iside, 9) nos dice que una estatua de Atenea (Neith) en Sais mostraba la inscripción: "Yo soy todo lo que ha sido, es y será". Pero Tholuck (op.cit., 1867, pp.189-205) muestra que el significado de esta inscripción es completamente diferente de la del nombre Yahvéh. · Los que apoyan el origen egipcio del nombre sagrado apelan a lo común. La fórmula egipcia, Nuk pu nuk aunque tiene el significado literal de "Yo soy yo", su significado verdadero es "Soy aquél que" (cf. Le Page Renouf, "Hibbert Lectures for 1879", p.244). En cuanto a la teoría de que Yahvéh tiene un origen caldeo o acadio, su base no es muy sólida:
· Yahvéh se ha dicho sería una mera forma artificial introducida para dar significado al nombre del dios nacional (Delitzch, "Wo lag das Padies", 1881, pp. 158-64); el nombre común y popular de Dios se ha dicho habría sido Yahu o Yah, siendo la letra "l" el elemento divino esencial en el nombre. El argumento, si es cierto, no prueba el origen caldeo o acadio del nombre divino hebreo; además la forma Yah es rara y exclusivamente poética; Yahu nunca aparece en la Biblia, mientras que la forma ordinaria completa del Nombre Divino es encontrada incluso en la inscripción de Mesa (línea 18) que data del siglo IX a.C. · Yahu y Yah eran conocidos fuera de Israel; las formas entran en la composición de nombres propios extranjeros; además, la variación del nombre de cierto Rey de Hammath muestra que Ilu es equivalente a Yau, y que Yau es el nombre de un dios (Schrader, "Bibl. Bl.", II, p. 42, 56; Sargon, "Cylinder", xxv; Keil, "Fastes", I, 33). Pero los nombres propios extranjeros conteniendo Yah o Yahu son extremadamente raros y dudosos y pueden ser explicados sin admitir dioses en naciones extranjeras, llevando el sagrado nombre. De nuevo, el panteón babilónico al presente es bastante conocido, pero el dios Yau no aparece en él. · Entre los babilonios pre-semitas, l es sinónimo de Ilu, el dios supremo; ahora l con la terminación nominativa asiria llega a ser Yau (cf. Delitzsch, "Lesestücke", 3rd ed., 1885, p.42, Syllab. A, col. I, 13-16). Hommel (Altisrael. Ueberlieferung, 1897, pp. 144-225 se siente seguro de que ha descubierto este dios caldeo Yau. Es el dios que es representado ideográficamente (ilu) A-a, pero ordinariamente pronunciado como Malik, aunque la expresión debería ser leída como Ai o la (Ya). La familia patriarcal empleaba este nombre y Moisés lo pidió prestado y lo transformó. Pero Lagrange señala que los judíos no creían que ofrecían sus hijos a Yahvéh, cuando los sacrificaban a Malik (Religion semitique, 1905, pp. 100 ss.), Jer., xxxii, 35, y Soph., i, 5, distinguen entre Malik y el Dios hebreo. Cheyne (Traditions and Beliefs of Ancient Israel, 1907, p. 63 ss.) conecta el origen de Yahvéh con su teoría de Yerahme'el; pero aun los críticos más vanguardistas consideran la teoría de Cheyne como un desprestigio para la crítica moderna. Otras opiniones en cuanto al origen del nombre sagrado pueden tranquilamente omitirse. El punto de vista de que Yahvéh es de origen hebreo es la más satisfactoria. Arguyendo de Ex., vi, 2-8, comentadores tales como Nicolás de Lyra, Tostatus, Cajetan, Bonfrère, etc., sostienen que el nombre fue revelado por primera vez a Moisés en el Monte Horeb. Dios declara en esta visión que El "se apareció a Abraham... mediante el nombre de Dios Todopoderoso; y mi nombre Adonai [Yahvéh] no se los mostré". Pero la frase "aparecer mediante el nombre" no necesariamente implica la primera revelación de ese nombre; más bien significa la explicación del mismo, o una manera de actuar en conformidad con el significado del nombre (cf. Robion in "la Science cathol.", 1888, pp. 618-24; Delattre, ibid., 1892, pp. 673-87; van Kasteren, ibid., 1894, pp. 296-315; Robert in "Revue biblique", 1894, pp. 161-81). En el Monte Horeb Dios dijo a Moisés que El no ha actuado con los Patriarcas como el Dios de la Alianza, Yahvéh, sino como Dios Todopoderoso.
Tal vez sea preferible decir que el nombre sagrado, aunque quizá en una forma algo modificada, había estado en uso en la familia patriarcal antes del tiempo de Moisés. En el Monte Horeb Dios reveló y explicó la forma exacta de Su nombre, Yahvéh:
· El nombre sagrado ocurre en el Génesis 156 veces; esta aparición frecuente difícilmente puede ser una mera prolepsis . · Gén., iv, 26, declara que Enós "comenzó a invocar el nombre del Señor [Yahvéh], o como el texto hebreo sugiere, "comenzó a llamarse a sí mismo tras el nombre de Yahvéh". · Jochabed, la madre de Moisés, tiene en su nombre la forma abreviada Jo (Yo) de Yahvéh. La existencia pre-mosaica del Nombre Divino entre los hebreos se explica más fácilmente por este hecho que la suposición de que el elemento divino fue introducido después de la revelación del nombre. · Entre los 163 nombres propios que llevan un elemento del nombre sagrado en su composición, 48 tienen yeho o yo al inicio, y 115 tienen yahu o yah al final . Mientras que la forma Yahvéh jamás aparece en tal composición. Tal vez pudiera suponerse que tales formas abreviadas yeho, yo, yahu, yah, representan el Nombre Divino como existía entre los israelitas antes de que el nombre completo Yahvéh fuera revelado en el Monte Horeb. Por otra parte, Driver (Studia bíblica, I, 5) ha mostrado que estas formas cortas son las abreviaturas regulares del nombre completo. En todo caso, mientras que no es seguro que Dios revelara Su sagrado nombre a Moisés por primera vez, con seguridad en el Monte Horeb Él reveló que Yahvéh es Su nombre incomunicable y explicó su significado.
A.J. MAAS
Ubi bene ibi patria.

Avatar de Usuario
Jay
Moderador
Moderador
Mensajes: 12967
Registrado: Junio 6th, 2007, 12:31 am
Ubicación: Frisco

Re: El nombre de Dios

Mensajepor Jay » Mayo 8th, 2011, 1:08 pm

Tu quieres que las gente se metan ese Pulgante?
Imagen


Volver a “RELIGION”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado